Manifiesto

Ésta es una explicación “ideológica” del proyecto, la versión formal puede encontrarse en GitHub.

El coeficiente de Gini […] se utiliza para medir la desigualdad en los ingresos […] es un número entre 0 y 1, en donde 0 se corresponde con la perfecta igualdad (todos tienen los mismos ingresos) y donde el valor 1 se corresponde con la perfecta desigualdad (una persona tiene todos los ingresos y los demás ninguno).

Muchas de las propuestas “progresistas” que intentan llevar ese coeficiente lo más cercano a cero no son sustentables en el tiempo, simplemente porque no se tiene en cuenta la propiedad sobre los medios de producción ni la herencia. No se trata de hacer una revolución, sino simplemente usar el capitalismo de una forma inteligente.

Las empresas tienen una existencia nominal de 99 años, mientras que los gobiernos duran normalmente como mínimo 4 y si son muy malos, llegan a 99 como dice el dicho. Entonces no tiene mucho sentido hacer depender la vida de las personas de un gobierno, es más lógico que los ingresos de una persona dependan de una empresa, y para minimizar el riesgo, de varias.

Sin embargo con la legislación actual, hay algunas trampas:

Se puede decir que nadie obliga a nadie a buscar un empleador y nada ni nadie impide que se creen cooperativas. Sin embargo, las cooperativas, no permiten inversores externos (como creo que se permite en España) lo que las lleva a realizar trabajos de poca tecnología y en el particular caso de cooperativas de trabajo, es muy probable que rechacen solicitudes de nuevos miembros por la obvia razón de que dividirían los ingresos entre más miembros, en definitiva, son cerradas. Las alternativas son: buscar trabajo en relación de dependencia o formar una cooperativa.

Por el lado de las SA, se puede decir que todos pueden comprarse una acción de YPF (si cada argentino tuviera una acción podría ser aún más argentina), pero los costos mínimos hacen que sea imposible comprar una sola acción (y mantenerla). Por otro lado, los que ya tienen el 51% quizá no quieran desprenderse de ninguna acción.

Un caso especial son las empresas recuperadas, cooperativas que sin una expropiación, difícilmente podrían conseguir el capital para comenzar.

Y la nueva moda de la economía colaborativa, estaría muy bien si no fuera por las empresas intermediarias que tienen muy poco de colaborativo. Las comisiones que cobran, las reparten entre todos sus miembros? O con los inversores?

El modus operandi es simple, se piensa una idea, después se ve como se puede hacer que eso lo ofrezca un tercero y al final, cobran por intermediar. Quiero poner una empresa de remises, no tengo plata, que los autos los pongan otros. Quiero una cadena hotelera, que las habitaciones las pongan los particulares. Cada tanto hago el chiste de crear una página para compartir el lavarropas en mi edificio.

¿La solución?

Se propone crear un híbrido de sociedad anónima con cooperativa y permitir la capitalización de las cooperativas con acciones y además obligar a una igualdad en la distribución de las acciones. Si la idea de alguien es tener el 99%, mala suerte, que pruebe en el Merval.

Y el tema de la igualdad, soluciona el tema de la herencia, si alguien hereda 1 acción por sobre el resto, el resto tendrá derecho a comprar 1 más, o puede decidirse la venta a un nuevo socio.

El otro requisito de este híbrido, es no impedir el ingreso de nuevos socios, al menos no dentro de un Estado, porque queremos evitar que los ingresos se concentren en pocas manos. Tal como paso con las tierras.

Es verdad que los dividendos disminuirán con cada nuevo socio, pero no es el objetivo crear una sociedad donde el ingreso principal sean los dividendos. Es de esperar que teniendo todos un ingreso adicional por acciones, se pueda reducir la jornada laboral y se pueda repartir el trabajo entre más socios. Por otro lado, cada nuevo socio es una oportunidad de cliente, trabajador o encargado del marketing boca a boca.

Creo que es un tipo de empresa ideal para un futuro donde cada vez se utiliza más tecnología: una cooperativa de 10 personas no va a fundar una automotriz, y en el caso de que consiguieran una expropiación, ¿los ingresos se van a repartir entre 3 cooperativistas? Los nuevos millonarios.

Es muy probable que muchos encuentren peros, sin embargo, las ONGs también tienen una tarea redistributiva, con las contras de que tienen su propio costo y siguen favoreciendo la acumulación en sus donantes.

Una última ventaja es que podemos tener una distribución justa sin la conflictividad artificial del peronismo o las acusaciones de socialismo de la derecha.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *